Portada del sitio > Genocidio > Ruanda. El caso Bruguière

Ruanda. El caso Bruguière

27 de noviembre de 2006 por Survie

Actualmente, Francia se encuentra en una situacion comprometida con Ruanda, la cual ha llamado a su embajador de Paris y ha roto sus relaciones diplomaticas con la Republica francesa.

En el origen de esta « crisis » se encuantra la encuesta del juez Jean-louis Bruguière (dictada publica el ultimo 20 de noviembre) sobre el atentado contra el avion del antiguo presidente ruandes Juvénal Habyarimana, en el cual tres miembros franceses de la tripulacion perdieron la vida, dentro del cuadro de quejas presentadas por las familias de éstos ultimos. El magistrado recomienda persecuciones frente al TPIR (Tribunal Pénal International pour le Rwuanda), contra el actual presidente ruandes Paul Kagamé, y acaba de firmar, junto al aval del tribunal de justicia parisino, los mandatos de arresto internacional contra nueve colaboradores de éste ultimo, entre los cuales se encuentra el jefe del Estado mayor James Kabarebe.

En 1994, inmediatamente después del genocidio, René Degni Ségui, reportero especial de la ONU sobre el genocidio de Tutsi cometido en Ruanda, se dedico a encuestar sobre el atentado contra el avion presidencial. Para ello pidio a la ONU de proporcionarle de los medios necesarios para realizarlo por lo que fue respondido que la organizacion no disponia de los suficientes presupuestos para tal investigacion. Fue en este momento que el reportero declaro publicamente frente a la mision de encuesta senatorial belga que un tiro de misil abatio el avion en el cual se encontraban dos jefes de Estado (el de Ruanda y el de Burundi), seguidamente de la puesta en ejecucion del genocidio sin que la comunidad internacional no considerara necesario saber mas sobre el asunto.

La encuesta Bruguièere, en cuanto a ella, espera en el interior de un cajon, desde hace alrededor de dos anos, una eventual utilizacion. Ella surge en el contexto politico en el cual la verdad y la justicia son gastos en los procedimientos abiertos frente al Tribunal de las Armas de Paris (TAP) después de las quejas de los supervivientes del genocidio y la encuesta ruandesa sobre la complicidad francesa con los organizadores del genocidio.

El sostén al régimen que cometio el genocidio esta demostrado y Francia se dedica a eludir esta complicidad y lo que ella hubiera podido o debido impedir a favor de las victimas de un proceso historico en el cual ha jugado un rol decisivo.

La encuesta del juez Bruguière, relatada en un documento de 64 paginas, no aporta nada de nuevo sobre el reconocimiento de los hechos, ni sobre lo que circulaba concernando sus contenidos desde hace tiempo. Sin embargo, se trata de una encuesta que no puede ser considerada como imparcial, fundada sobre lo que relatan los antiguos militares de la Armada Patriotica Ruandesa (APR), datos que no han estado verificados y sin que tan solo el juez de instruccion se haya trasladado hasta Ruanda con el fin de proceder a dichas verificaciones. Iniciada en 1998 durante el desarrollo de la mision parlamentaria de informacion sobre Ruanda -hace 8 anos !- todo parece indicar que no tenia como principal objetivo sacar a la luz las informaciones sobre el atentado del 6 de abril de 1994.

Se sabe, por tanto, hoy en dia, quién cometio el atentado del 6 de abril de 1994 ? No. Tan solo una encuesta internacional independiente e imparcial, iniciada bajo los requisitos de la ONU, puede, y debe sacar a la luz las informaciones sobre este hecho. Seria ya hora de exigirlo y de obtenerlo. Su tratanza bajo las manos de un juez francés no es tolerable.

Es igualmente intolerable de constatar las confusiones tiradas en la incomprension de una cuestion que concierne a toda la humanidad, y concretamente a los ruandeses. Ya que si el atentado (sea quién sea el autor) fue el detonante del genocidio, la responsabilidad, la organizacion y la puesta en practica de la exterminacion de la minoria Tutsi recae indudablemente sobre los extremistas del régimen de Habyarimana.

El genocidio, el proceso historico que lo precedio, el atentado, sus intenciones, sus consecuencias, la responsabilidad de la comunidad internacional y la de sus miembros, no puedes ser imprimidas dentro de un paquete llamado Bruguièere.

En nombre de las victimas del genocidio, es el deber de los ciudadanos franceses de exigir que la verdad y la justicia sean realizadas, en contra de todo calculo, cinismo y mentira.

S'abonner à la newsletter