Survie

Actuar de una vez por la paz

« Ruptura con la Franciáfrica» : ¡demasiadas palabras, ahora se necesita acción!

Publié le 4 de febrero de 2008 - Survie

«Nuestra sola preocupación, es la evacuación de los nacionales franceses ». Así se expresaba el sábado pasado en ministro de Defensa Hervé Morin ante el telediario France 2, interrogado sobre la entrada de las tropas rebeldes en la capital de Chad. Ni una palabra sobre los franceses de origen chadiano «olvidados» en el plan de evacuación, ni sobre la desaparición de opositores históricos (se confirmó que el diputado Yorongar acaba de ser capturado en su domicilio y que muchos otros opositores han sido arrestados), ni sobre los riesgos a los que está expuesta la población civil.

Esta declaración ministerial deja presagiar un desinterés manifiesto de Francia para dar seguridad (aunque sea parcialmente) a la capital aprovechando sus 1100 soldados que ya se encuentran en el país.

¿Qué papel pretende jugar Francia en este nuevo episodio de una crisis chadiana que veía venir desde hace varios años?

En el mismo telediario, Bernard Kouchner recordó que Francia sostenía logísticamente y en información (de acuerdo con el arreglo al acuerdo de cooperación militar con el Chad) al Presidente Idriss Déby, "elegido" y en consecuencia representante de la "legalidad" en el país. El Ministro francés de Relaciones Exteriores sabe sin embargo que Idriss Déby Itno no no fue nunca elegido de manera "legítima". Llegado al poder por la fuerza el 1 de diciembre de 1990 después de haber derrocado al dictador Hissen Habré, del que fue durante ocho años el brazo derecho y Jefe de Estado Mayor, Déby organizó varias elecciones presidenciales que resultaron cada vez ser mascaradas electorales: en 1996, en 2001 (firmemente denunciadas por el Parlamento Europeo) y en 2006, después de haber revisado la constitución después de un referéndum grotesco que tuvo lugar por la circunstancia.

Las múltiples exacciones del Presidente Déby sobre las poblaciones del Sur, inicialmente bajo el régimen de Hissen Habré (se estima en 40.000 el número de personas torturadas y/o ejecutadas en ocho años) más tarde por propia iniciativa, de 1990 hasta ahora, han transformado rápidamente a este militar formado a la Escuela de guerra de París en un Presidente del un clan, pillando a las magras riquezas del país en favor de su clan Zaghawa/Bideyat y acelerando el empobrecimiento del país a pesar del nuevo maná petrolífero que se suponía iba a beneficiar el presupuesto del Estado.

En 2006, sin embargo, Francia tuvo la ocasión de ayudar a los chadianos en un proceso de reconciliación nacido del pueblo. Las asociaciones de la sociedad civil pidieron la instauración de un foro nacional para la paz y la reconciliación con la instauración de un diálogo inclusivo. En vez de apoyar esta iniciativa, Francia optó por un apoyo indefectible al Presidente Déby (incluso militarmente), para intereses a corto plazo.

Como en Ruanda, África Central, Togo, Congo Brazzaville y Costa de Marfil, Francia contribuyó, aportando un apoyo sin falta a regímenes criminales, ilegítimos, y corruptos, a la instauración de bombas de efecto retardado. En el caso del Chad, todavía hay tiempo para desactivar esta bomba, permitiendo garantizar rápidamente las condiciones de instauración de este foro nacional inclusivo, con un mandato internacional provisional para la protección del proceso. Las recientes declaraciones del Secretario de Estado de la Francofonía y la Cooperación que desea "romper con la Franco-África" van en este sentido. ¿Jean-Marie Bockel tiene los medios para sustentar tal ambición? Pero sobre todo: ¿tendrá el Elíseo voluntad de hacerlo? A la espera de novedades, los Chadianos pagan con su sangre una política que los privó de sus derechos.

Contacto de prensa : Olivier THIMONIER olivier.thimonier(at)survie-france.org Tel. : 01 44 61 03 25

Traducido por Guillermo F. Parodi, Tlaxcala

Pour aller plus loin
a lire aussi